Obras

Publicaciones

Obra Todos somos putas

Obra Todos somos putas


La intensión de nuestra agrupación El Teatro Vive, en esta ocasión, es presentar un lenguaje paralelo de situaciones que generen el encuentro del sentido de cada uno de ellos (escenografía realista y subreal, imagen de seducción y sometimiento, posesión e invasión), de modo que en la cotidianidad se relacione con lo político y sus formas de dominación.

El montaje es basado en un texto escrito en 2004 por el director de la compañia, Luís Eduardo Jiménez, después de observar cómo el panorama mundial contemporáneo impone discursos, formas de pensar, guerras e invasiones con el pretexto de liquidar a quienes las potencias han llamado "terroristas". Todos somos putas es un texto complejo en su hilo conductor, pues se han insertado, cada cierto tiempo, escenas paralelas dentro de la acción central que luego de estudio, trabajo e investigación, lograron ser tratadas con el sentido técnico y estético adecuado.


La obra comienza cuando una prostituta ronda por las calles buscando el dinero de sus clientes. Hoy el cliente es el mismo público que, más que espectador, entra a hacer parte de la gran relación de dominación o sometimiento. Él público será desnudado a través de las escandalosas imágenes del vídeoarte para encontrarse cuerpo a cuerpo en la vida política del mundo actual.


Simultaneamente apareen en escena Fabiola y Arístides, una pareja "normal" de ciudad que sobrevive, como muchas, en medio de la miseria y la pobreza. Fabiola prostituta obligada de oficio vive con su "amado" en un cuartucho de inquilinato; Arístides, quien utiliza económica y sexualmente a Fabiola, y que ejerce un poder machista, que incluye maltrato físico sobre su mujer, intentará justificar sus acciones a través del discurso. Pero Fabiola desde su perspectiva plantea su desafío frente a una sociedad moralista y utilitarista donde el eslogan es la compra y la venta, donde en este mundo del libre mercado "Todos somos putas".

Cansados ya de las situaciones y emociones internas que vive cada uno, una noche antes que Fabiola fuera a trabajar al bar, explota el conflicto central de la pareja. El amor, sus moralismos, sus maltratos serán resueltos de manera trágica, movidos por los personajes inconscientes y reales (Monja y Amalia) quienes ejercen gran influencia en cada uno de ellos.




REPARTO

Personaje......................... Actor - Actriz

 Fabiola ...............................Ana Rosario Grisales T.

Amalia ................................Margarita Grisales

 Monja .................................Juliana Jimenez

Arístides ............................Luís Eduardo Jiménez B.


Video y  luminotecnia:  Alexander  Escobar
Obra La tortura y tertulia sobre violencia contra la mujer

Obra La tortura y tertulia sobre violencia contra la mujer

Este jueves 28 de noviembre Gran Tertulia Cultural con pieza teatral en torno a la violencia contra la mujer.

 

Obra: "La tortura" de Enrique Buenaventura

Escuela de Formación "El Teatro Vive" 

Grupo de la Institución Educativa de Rozo


LOS Y  LAS  ESPERAMOS





Y continuamos con las presentaciones en nuestra sala.
  Los esperamos



Somos Red de Artistas Populares

Somos Red de Artistas Populares




A lo largo del tiempo, hemos desconocido o sido indiferentes en lo que respecta a la organización de los artistas, un derecho legítimo y necesario que lamentablemente no utilizamos como herramienta para nuestras reivindicaciones y luchas como trabajadores del arte y la cultura, ante un Estado y una sociedad que desde las lógicas del capital, por considerar que los artistas “no producen cosas materiales”, nos tratan como mendigos, –la cenicienta del paseo, dicen otros-. Pero en realidad los artistas somos creadores de la alegría, de la reflexión que busca el bienestar del ser humano; artistas que luchamos con esfuerzo y tesón desde nuestra cotidianidad: cuando ensayamos con nuestros grupos, cuando logramos conseguir un instrumento musical, un pincel, un telón, una cámara (de video o fotográfica), o cuando vemos nuestros libros impresos… todo el tiempo entregando ese hermoso trabajo que realiza el artista día a día, noche a noche y que algunos no ven o no desean hacerlo. Por todos los sacrificios de creadores, gestores, artesanos, cultores, mejor que nadie comprendemos lo infame de los atropellos a que estamos expuestos frente a aquellos que carecen de toda sensibilidad humana (que trafican y se enriquecen de la vida pero no la promueven), ignorantes de la fuente de humanidad que es el arte.


Los factores hostiles del actual estado colombiano hacen más fácil nuestra dispersión, y nos dejan débiles cuando exigimos a los entes institucionales apoyo logístico y económico para nuestro quehacer artístico, provocando una falta de cohesión orgánica y social. Estos inconvenientes no permiten que seamos visibles, nuestras voces no sean escuchadas y nuestras propuestas tenidas en cuenta. Porque entre los artistas no mostramos fortaleza ni unidad de criterios. Por ello es necesario que superemos estas falencias y nos fortalezcamos como un sector que es parte dinámica de la sociedad, que no somos adorno o un pasatiempo, sino un sector con su propia fuerza motriz viva y creadora que cuenta y debe contar en las decisiones de la sociedad. No somos mendigos, somos  creadores y gestores culturales.

Ante esta situación, la compañía EL TEATRO VIVE, de la ciudad de Palmira, desde el año 2008 se propuso la creación de la red de Artistas para buscar salidas a la dispersión, porque es claro que si no estamos organizados, no podremos hacer de nuestro deseo e ilusión una realidad.


Hoy, en el 2011, con alegría podemos decir que existe la Red de Artistas Populares del Suroccidente, RAPSO, lo cual constituye un paso importante en la realización de los objetivos trazados. Y diferentes grupos artísticos y artistas independientes, cada día más, se suman a esta propuesta, que ya es de tod@s.


También se han organizado diferentes foros sobre cultura popular en algunos municipios y ciudades del suroccidente colombiano, espacios de discusión donde artistas y gestores culturales hemos llegado a acuerdos que establecieron los principios de la RAPSO y las exigencias al estado colombiano, conformando, así, nuestra plataforma de lucha.

A continuación presentamos los principios culturales de la RAPSO, pensados para generar una política cultural que construya un mejor país:

- La oferta cultural artística no puede tener vocación comercial en el sentido estricto en que lo enmarca la economía  capitalista.

- El arte y la cultura deben ser entregados por todos los medios a los distintos sectores de la sociedad.

- Reconocemos que el arte y la cultura son un patrimonio y expresión del desarrollo histórico de las diferentes comunidades.

- La cultura es una riqueza que dinamiza las posibilidades de realización de los individuos en sociedad.

- La promoción de los artistas populares es nuestro fin, pues reconocemos que los seres humanos tienen el derecho y el deber de ser gestores de su propio desarrollo.

- Creemos en el carácter social del conocimiento, pues el individuo educado y culturizado contribuye a la construcción de una sociedad más desarrollada y justa

- Para el artista la cultura popular es una prioridad para alcanzar la transformación de la sociedad.

- El artista defenderá la cultura popular y aportar al desarrollo de políticas culturales, esto quiere decir, ser transformador y crítico de su realidad en un mundo agobiado por la iniquidad neoliberal y capitalista.

- El artista investigará continuamente sobre su quehacer, porque su aporte a la cultura también es estético y creativo.

- Para el artista popular el arte no está desligado del ámbito social. Por tanto no puede ser ajeno a las acciones colectivas enfocadas al mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad.

- El artista debe aprender a reconocer saberes barriales, comunitarios, étnicos y campesinos que afianzan la memoria, afectan la estética, su vida y la sociedad.

- El artista trascenderá la política del solo “evento” artístico, pues esto impide avanzar en procesos pedagógicos con la comunidad y profundizar en la construcción de la cultura popular.

- Para el artista los discursos y procesos culturales que llegan de otros países a nuestro territorio, deben ser recibidos con análisis y cuidado, mas no con exclusión. El problema no es ser culturalmente “universales”. Sería absurdo no serlo si se tiene la oportunidad. El problema es, o más bien, el reto es afianzar nuestras particularidades y plantear nuestras necesidades frente al contexto global, sin que éste nos absorba y enrarezca.

Exigencias al Estado colombiano

Para la realización de nuestras exigencias proponemos la construcción de una Red Nacional de Artistas Populares, cuyas bases sean la unidad en los principios

Como artistas populares, creadores, gestores, artesanos y constructores de procesos cultuales en las diferentes  comunidades exigimos al estado colombiano:

1. Cambiar el nombre del Ministerio de Cultura, por Ministerio de las culturas.

2. Fomentar la investigación de procesos culturales populares.

3. Infraestructura cultural adecuada e instalada en los municipios, y administrada por el estado para la realización de actividades culturales y artísticas.

4. Medios de comunicación dedicados a la creación y la transmisión de contenidos de carácter cultural y artístico en todo el país.

5. Presupuesto para la creación artística de grupos, colectivos e individuos reconocidos por su trabajo con la comunidad.

6. Que la seguridad social (salud, pensión, educación, vivienda y recreación) de artesanos, artistas y gestores culturales sea asumida directamente por del estado.

7. implementar en escuelas y colegios programas artísticos en sus diferentes manifestaciones.

8. Implementación de programas educativos en los municipios, de carácter gratuito, que certifique a los artistas para el ejercicio de la docencia dentro del sistema educativo.

9. Que el patrimonio cultural y los escenarios culturales sean administrados directamente por el estado, y el acceso a estos un derecho público y gratuito.

10. Garantizar la preservación de dialectos y saberes de las comunidades étnicas.

Saludamos a los artistas, gestores, artesanos, procesos cultuales, campesinos y urbanos y a todas las organizaciones populares de Colombia y a los pueblos y sus organizaciones en América Latina, que resisten y luchan contra el sistema económico y político inhumano y contra la cultura hegemónica en cualquiera de sus manifestaciones. Continuaremos avanzando y tejiendo niveles de unidad de los artistas y todos los sectores sociales, dando pasos eficaces que identifiquen colectivamente las bases de unas condiciones dignas de vida que aspiramos construir, y que caminen los senderos hacia la transformación de la sociedad a través de una lucha frontal contra la miseria y la brutalidad de este sistema inhumano.

RAPSO   2011 

Director General

Mi foto
PALMIRA, VALLE DEL CAUCA, Colombia
LICENCIADO EN FILOSOFIA EGRESADO UNIVERSIDAD DEL VALLE
Lea lo último
Cargando...
Escríbenos Aquí
Press Esc to close
Copyright © 2013 EL TEATRO VIVE All Right Reserved