La Cerdada

La compañía EL TEATRO VIVE, presenta una pieza teatral en marcada en el arte participativo, en la que se pretende motivar al espectador no solo reflexionar sobre lo que acontece en escena sino además provocarlo para la acción y dar salida al conflicto que se presenta en la escena, que es el mismo conflicto social que aqueja a la sociedad colombiana.

"La Cerdada" con la dramaturgia y la dirección General de Luis Eduardo Jiménez Barco y aportes desde la metodología de la creación colectiva, con la participación además del grupo Herejía- Teatro, retoma la metáfora de aquel cerdo que en su hedonismo ha robado, consumido y malgastado todo lo que el pueblo produce a través de su arduo trabajo y se muestra tan cruel el repugnante cerdo que se atreve a proponer reformas que solo benefician a la clase social que solo él representa. Apoyado con su perro feroz amenazante que asesina con sus mordiscos a quien se levante contra el sistema del hedonismo burgués. La cerdada más grande del porky en el poder consiste en haberse atrevido a intentar quitarle el pan a la gente de las manos a través de sus reformas políticas y económicas. La reacción del pueblo no se hace esperar, en tanto que cansados de los abusos y demandas del gobierno de cerdos, perros guardianes y de su clase social que se autodenomina "gente de bien", deciden entonces organizarse y poner fin al abuso del perro asesino que genera miedo y quien solo recibe migajas del cerdo, para ponerle fin al reinado del marrano, pues a todo cerdo le llega su día.

En el montaje “La cerdada” hemos utilizado el simbolismo y elementos del expresionismo como formas estéticas durante esta pequeña puesta en escena, posibilitando las mil lecturas en el espectador que le lleven a la reflexión de cuales serían entre las muchas soluciones al conflicto central que aqueja a nuestro país. El espectador participa con cantos, arengas y quizás se unan a dar fin al sistema del cerdo y a toda la cerdada que le sigue.

Compartimos algunas fotografias tomadas por Diana Rengifo Rodriguez  exclusivas  para la producción teatral, pero ahora de ustedes para que se motiven a crear,  pensar y a trasformar.